Publicaciones como autor, coautor, editor, coordinador, ...

viernes, 19 de abril de 2019

Agresiones a niños y adolescentes en la Plaza de Conquistadores de Badajoz.

En los últimos días han aparecido en los medios de comunicación, noticias sobre agresiones a niños y adolescentes en la Plaza de Conquistadores de Badajoz.


El Periódico Extremadura (17/04/2019). Ascensión Martínez Romansanta.

HOY (19/04/2019). Rocío Romero.


La fiscalía ha archivado la causa porque los agresores son menores de edad. No entiendo esta situación porque alguna reprimenda o acción reeducativa habrá que hacer y, por otra parte, estos pequeños pendencieros (Según la RAE, “propensos a riñas”) tienen unos padres que deben responsabilizarse de los actos de sus hijos. Por ello, lo lógico y razonable sería que la fiscalía, según marca alguna legislación debiera citarlos y promover algunas actuaciones con el objetivo de evitar las situaciones violentas y reeducar a los componentes de esas pandillas y a sus padres o tutores.


Periódico Extremadura, Plaza de Conquistadores
El Periódico Extremadura (17/04/2019). Agresiones a niños y adolescentes, en la Plaza de Conquistadores de Badajoz.

HOY, Plaza Conquistadores, peleas,
HOY, (19/04/2019). Agresiones a niños y adolescentes, en la Plaza de Conquistadores de Badajoz.


jueves, 4 de abril de 2019

Valdecañas VS Matalascañas. Artículo en HOY de Julián Mora Aliseda


Excelente artículo sobre el problema de Valdecañas, del profesor de la Universidad de Extremadura Julián Mora.

Podéis tenerlo cliqueando en el título

Texto: 
Otro razonamiento utilizado por el CSIC para la demolición de Valdecañas (con 300 residentes diarios, incluidos los turistas del hotel), es que cruzan la isla 122.059 vehículos al año, cuando por el parque de Doñana hacia Matalascañas transitan unos seis millones. ¿Nadie repara en esta sinrazón?
Julián Mora Aliseda, Profesor de Ordenación Territorial y Desarrollo Sostenible. ExPresidente del Patronato del Parque Nacional de Monfragüe. (HOY, Jueves, 4 abril 2019).
En estos momentos no hay otro tema en Extremadura que genere más debate social que el informe del CSIC de la Estación Biológica de Doñana sobre el complejo turístico 'Isla Marina de Valdecañas', para el que proponen la demolición.
Es pertinente aclarar algunos conceptos claves para interpretar mejor esta cuestión. Comenzamos señalando que el medio ambiente no es sólo la flora y la fauna, como se ha extendido y entendido erróneamente en muchos sectores. La definición científica, aceptada internacionalmente, es la que se recoge en Directiva 2011/92/UE relativa a la Evaluación del Impacto Ambiental (EIA), donde señala categóricamente que «la evaluación del impacto ambiental identificará, describirá y evaluará de forma apropiada los efectos directos e indirectos de un proyecto en los siguientes factores: a) El ser humano, la fauna y la flora; b) El suelo, el agua, el aire, el clima y el paisaje; c) Los bienes materiales y el patrimonio cultural; d) La interacción entre los factores contemplados en las letras a), b) y c)».
PUBLICIDAD
De acuerdo con la normativa europea, parece evidente que durante todo el proceso se han olvidado del primer elemento, 'el ser humano', precisamente la única especie amenazada en la zona de Valdecañas. Tampoco se han evaluado los apartados c) y d) por lo que las premisas de partida han cercenado una parte sustancial de la EIA.
Asimismo, el Informe Brundtland, la ONU, la OCDE y los Objetivos del Milenio insisten en que el Desarrollo Sostenible implica la combinación de los aspectos sociales, económicos y ambientales.
Para explicar mejor la situación he recurrido al método comparativo que ayuda a clarificar formas de proceder en temas afines, he confrontado dos espacios con ciertas similitudes (uno localizado en un humedal artificial protegido, Valdecañas, y otro enclavado en un humedal natural, Matalascañas) y ambos con finalidad turística.
Sin entrar a considerar el deficiente rigor científico del Informe del CSIC que, ante la ausencia de datos e información parte en sus análisis de supuestos e hipótesis que no responden sin ambages, taxativa y de manera concluyente a las cuestiones del TSJEx, además del cúmulo de errores inaceptables. Sin embargo, sí vamos reflexionar sobre el dislate de la propuesta de demolición sobre 185 viviendas y un hotel, construidos en el cerro del Burro, que antes del pantano artificial de Valdecañas (1963) era zona de cultivo y que, después de anegado el entorno, se repobló con eucaliptos, por lo que no se justifica el capricho de incluirlo como ZEPA (origen del problema).
No obstante, sorprendentemente el CSIC, en su ofuscación (puesto que sólo se basa en elucubraciones previas) llega a la hipérbole de lo absurdo, recurriendo a la Huella Ecológica (centrándose entre otros aspectos en la contaminación lumínica y vehículos de paso) como argumento de demolición. Imaginemos esos mismos criterios aplicados a Matalascañas, en pleno corazón del parque nacional de Doñana que, según la Junta de Andalucía, es una «urbanización en la Costa de la Luz y declarada de Interés Turístico Nacional (…) se encuentra enclavada entre el Espacio Natural de Doñana y el océano Atlántico y se extiende a lo largo de un kilómetro de ancho por cuatro y medio de largo. Aparece franqueada por más de 40 Km de playas vírgenes. Cuenta con una población de 2.000 habitantes, que aumentan en la época estival hasta alcanzar los 150.000 residentes temporales».
Paradójicamente, a pesar de tamaña presión turística, Matalascañas, aprobó recientemente una modificación de su plan urbanístico para duplicar sus plazas hoteleras. Ello conlleva una mayor contaminación lumínica y densidad demográfica, sin que en Doñana se opongan.
Otro razonamiento utilizado por el CSIC para la demolición de Valdecañas (con 300 residentes diarios, incluidos los turistas del hotel), es que cruzan la isla 122.059 vehículos al año, cifra despreciable frente a la carretera (A483) de acceso a Matalascañas desde Almonte, que rebasa los 5.000.000 de vehículos. A los que habría que sumar el tráfico de la A498, desde Mazagón a Matalascañas, con casi otro 1.000.000. Es decir, transitan por el parque de Doñana hacia Matalascañas más de 6 millones de vehículos anuales, contra los 100.000 de Valdecañas. ¿Nadie repara en esta sinrazón?

En suma, tras la comparación del cerro del Burro de 188 hectáreas (0,001% de las áreas protegidas), sin valor ambiental acreditado en la cola del pantano de Valdecañas (humedal artificial), con la localidad de Matalascañas, enclavada en el humedal natural más importante de Europa (Parque Nacional de Doñana y Patrimonio de la Humanidad), nos parece un auténtico desatino la demolición de un complejo turístico ejemplar por su integración paisajística que podría replicarse en casi todos los embalses de Extremadura para mitigar la emigración rural. Máxime cuando la huella ecológica de Extremadura, efecto 'sumidero', es 33 veces inferior a la de Holanda, con la misma extensión.




miércoles, 27 de marzo de 2019

Elecciones Generales, 28 de abril de 2019. Candidaturas al Congreso y Senado por la Provincia de Cáceres.


Candidaturas presentadas para las elecciones al Congreso de los Diputados y al Senado, convocadas por Real Decreto 129/2019, de 4 de marzo.
Boletín Oficial del Estado, Miércoles, 27 de marzo de 2019.

CONGRESO DE LOS DIPUTADOS
1. PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL (PSOE) 1. Ana Belén Fernández Casero. 2. César Joaquín Ramos Esteban. 3. Inés Mirella Conejero Domínguez. 4. Francisco Giraldo Sánchez.
Suplentes: 1. Leticia Díaz Pascual. 2. Arsenio Amor González. 3. María Soraya Cobos Bermejo.

2. CIUDADANOS-PARTIDO DE LA CIUDADANÍA (C’s) 1. María Victoria Domínguez Paredes. 2. Emiliana Hernández Antúnez. 3. Aniano Sánchez Pérez. 4. Miguel Ángel Julián Martín.
Suplentes: 1. Esperanza Mayero Sánchez. 2. Arturo González Macías.

3. PARTIDO ANIMALISTA CONTRA EL MALTRATO ANIMAL (PACMA) 1. Raquel Moreno Talavera. 2. Enrique Esteban Jiménez. 3. Adela Moreno Sandoval. 4. Antonio Barras Arrieta. Suplentes: 1. Isabel Bautista Trejo. 2. Alejandra López Cuerva. 3. José Luis Gil Lorés.

4. UNIDAS PODEMOS (PODEMOS-IU-EQUO) 1. Álvaro Jaén Barbado. 2. Antonio Moreno Pérez. 3. María Jesús Barrantes Pérez. 4. Sandra Martín Bayle.
Suplentes: 1. María Consolación López Balset. 2. Julio César Pintos Cubo. 3. Valentín Tomé Pérez.

5. PARTIDO POPULAR (PP) 1. Alberto Casero Ávila. 2. María Dolores Marcos Moyano. 3. María Almudena Domingo Pirrongelli. 4. Pablo Carrilho Reyes. Suplentes: 1. María Valentina Corrales Díaz. 2. Francisco Ignacio Rodríguez Blanco. 3. Pedro Casellés Medina.

6. POR UN MUNDO MÁS JUSTO (PUM+J) 1. Ángel Fernando Manzano Sánchez.

7. ACTÚA (PACT) 1. Joaquín Antonio Paredes Diéguez. 2. María Leonor Jiménez León. 3. Miguel José González Castellano. 4. Noelia Trenado González (Independiente).

8. RECORTES CERO-GRUPO VERDE (RECORTES CERO-GV) 1. Sara Montero Sánchez. 2. Pablo Rodríguez García. 3. Isabel Piris Municio. 4. José Antonio Castillo Sáez
Suplentes: 1. Verónica Donaire Talavera.

9. VOX (VOX) 1. María Magdalena Nevado del Campo. 2. Miguel Ángel Ruíz Castellanos. 3. Óscar Fernández Calle. 4. Leticia Rodríguez Núñez.
Suplentes: 1. Nuria Milagros Gil Heredia. 2. Celestino Gómez Álvarez.

10. EXTREMEÑOS PREX CREX (C Ex-C R Ex-P R Ex) 1. María Paz García Melchor. 2. Iñaki Campo Barrado. 3. Ana Sol Palomero Rojo. 4. José Luis Fernández Rodríguez
Suplentes: 1. Laura Marcos Larrá. 2. Daniel Gordo Rodríguez. 3. María Victoria Montero Leo.

SENADO
1. PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL (PSOE) 1. Miguel Ángel Nacarino Muriel. Suplente 1: María Nieves Sandoval García. Suplente 2: Miguel Ángel Velaz Domínguez. 2. María Isabel Moreno Duque. Suplente 1: Antonio Cano Cano. Suplente 2: Manuela Cervera Salcedo. 3. Javier Garcinuño Rama. Suplente 1: María Cristina Blázquez Cano. Suplente 2: Antonio José Andrés Campo Barrado.

2. CIUDADANOS-PARTIDO DE LA CIUDADANÍA (C’s) 1. José Antonio Villa Cortés. Suplente 1: Óscar Redondo Hernández. Suplente 2: Laura Peláez Guerra. 2. María Francisca García Díaz. Suplente 1: Jesús Javier Prieto Palomino. Suplente 2: María Encarnación Martín Andrada. 3. David Redondo Iglesias. Suplente 1: María Celestina Bayán León. Suplente 2: Fernando Rodríguez Enrique.

3. PARTIDO ANIMALISTA CONTRA EL MALTRATO ANIMAL (PACMA) 1. Ana Chaves Martínez. Suplente 1: Juan María Hoyas Santos. Suplente 2: Mónica Oliver Herrero. 2. Ignacio José Bermúdez de Castro Navarro. Suplente 1: Antonia Cañete Serrano. Suplente 2: Miguel Porcel Guirao. 3. Ana María de la Ascensión Sánchez López. Suplente 1: Ramón Cuscó Nicolás. Suplente 2: Lorena Torrano Bote.

4. UNIDAS PODEMOS (PODEMOS-IU-EQUO) 1. María del Carmen Muñoz Donoso. Suplente 1: Javier Marín Valle. Suplente 2: María de Ángeles Ramos Rodríguez. 2. María Victoria Mata Moreno. Suplente 1: Cruz Carmen Merino Vila. Suplente 2: Ricardo Carrasco Pérez. 3. Gonzalo Ramos Mateos. Suplente 1: María del Carmen Ibáñez Torres. Suplente 2: Matías Miguel Román Gil.

5. PARTIDO POPULAR (PP) 1. Carlos Javier Floriano Corrales. Suplente 1: Isidro Arrojo Batuecas. Suplente 2: Cristina Ramírez Rubio. 2. Diego Sánchez Duque. Suplente 1: Nuria Elena Camacho Durán. Suplente 2: Álvaro Luis Merino Rubio. 3. María Felisa Cepeda Bravo. Suplente 1: Irene Ovejero Cristóbal. Suplente 2: Domingo Jesús Expósito Rubio.

6. POR UN MUNDO MÁS JUSTO (PUM+J) 1. Ismael Moisés Valdivia López.

7. RECORTES CERO-GRUPO VERDE (RECORTES CERO-GV) 1. Ricardo Hurtado Piris. Suplente 1: Adoración Sánchez del Prado. Suplente 2: Marciano Montero Basquero.

8. VOX (VOX) 1. Encarnación Solís Trejo. Suplente 1: María Inmaculada Sánchez Gonzalo. Suplente 2: Javier Gómez Álvarez. 2. José Manuel Menéndez-Manjón Cueto. Suplente 1: María Luz Gómez González. 3. Álvaro Luis Sánchez-Ocaña Vara. Suplente 1: Domiciana Garrido Retortillo.

9. EXTREMEÑOS PREX CREX (C Ex-C R Ex-P R Ex) 1. José Julio Tiemblo Pérez. Suplente 1: Raúl Medina Gómez. Suplente 2: Lucía Martín Domínguez.

Elecciones Generales, 28 de abril de 2019. Candidaturas al Congreso y Senado, presentadas en la provincia de Badajoz.

Candidaturas presentadas para las elecciones al Congreso de los Diputados y al Senado, convocadas por Real Decreto 129/2019, de 4 de marzo.
Boletín Oficial del Estado, Miércoles, 27 de marzo de 2019.

CONGRESO DE LOS DIPUTADOS
PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL (PSOE)
1.    Valentín García Gómez. 2. María Isabel García López. 3. Mariano Sánchez Escobar. 4. María de las Nieves Peña Leco. 5. Valerio Marcial Rodríguez Casero. 6. Lourdes Linares Matito.
Suplentes: 1. Lara Pilar Rocha Gómez. 2. José Márquez Caballero. 3. María de la Luz Chaves Chacón.

EXTREMEÑOS PREX CREX (CEx-CREx-PREx)
1.    María del Carmen Flores Mesa. 2. Agustina Méndez Fernández. 3. Francisco García Olmedo. 4. Antonio Chávez Barco. 5. María Felisa Casillas Méndez. 6. Fernando Salgado Jaén.
Suplentes: 1. Marcelino Moreno Simón. 2. Patricia Olivera Flores. 3. José Luis Velilla Sanz.

3. CIUDADANOS-PARTIDO DE LA CIUDADANÍA (C’s)
1. María José Calderón Díaz. 2. Carlos Ureña Fernández. 3. Elisa Isabel Montaño Macías. 4. Juan Arias Domínguez. 5. Juan Gabriel Barquilla Hermosa. 6. Manuela Cortés Sánchez.
Suplentes: 1. José Teodoro Valle Marcos. 2. María Luisa Cifo Capilla.

DEFENSA DE LO PÚBLICO (DP)
1.    Alfonso González Bermejo (DP). 2. Ana Naranjo Sosa (DP). 3. Francisco José García Cuéllar (DP). 4. Isabel Hernández Jaramillo (DP). 5. Diego Cayuela Murcia (DP). 6. María Antonia Martín-Albo Santos (DP).

PARTIDO ANIMALISTA CONTRA EL MALTRATO ANIMAL (PACMA)
1.    Ángela Casillas Fort. 2. Gorán Carrillo Delgado. 3. Elena Andrea López Werner. 4. José Luis Caldera Álvarez. 5. Beatriz Hernández Jiménez. 6. Fernando Lerma Sánchez.
Suplentes: 1. María Teresa Muñoz Mo   Pág. 31621 4. Beatriz Villalba Rivas. 5. María Nazaret Mesías Barrio. 6. Gregorio Gallego Borrego.
Suplentes: 1. Pedro Pablo González Merino. 2. María José Calderón Carretero. 3. David Zambrano Muñoz. 4. María Lourdes Barragán Pulgarín. 5. Miguel Ángel Hernández Sánchez.

POR UN MUNDO MÁS JUSTO (PUM+J)
1. Luis Blanco García. 2. María Eulalia Serrano Pérez. 3. David Tobaja Márquez. 4. María de los Reyes Piñero Rodríguez. 5. Francisco AuniónFranco. 6. Luis Armengot Paradinas.

VOX (VOX) 1. Víctor Manuel Sánchez del Real. 2. José Marcelo Amarilla Pérez. 3. Ana María Macías Trujillo. 4. Marta Gervasia Garrido Moreno. 5. Amparo Gómez-Landero Guijarro. 6. Antonio Jesús González Adame.
Suplentes: 1. Daniel Muñoz Cruz. 2. Aurora Pérez Mas. 3. Beltrán Gómez-Alba Ruiz. 9.

UNIDAS PODEMOS (PODEMOS-IU-EQUO) 1. Amparo Botejara Sanz. 2. Daniel Hierro Fresno. 3. María del Pilar Ramos Duro. 4. Miguel Escobar Asunción. 5. Paula Jarque Azañedo. 6. José Antonio González Frutos.
Suplentes: 1. Juan Antonio Ferrera Rangel. 2. Carmen Clara Sayabera Roncero. 3. Javier Nieto Muriel. 10.

RECORTES CERO-GRUPO VERDE (RECORTES CERO-GV) 1. Dolores Rico Moral. 2. Miguel Ángel Lloret Pardo. 3. Brígida Romero Chamorro. 4. Fernando William Herrera Rivera. 5. Dolores Cortés Ruiz. 6. Sixto Miguel Cansino.
Suplentes: 1. Julia Moya Funes. 2. Francisco López Molina. 3. José Manuel Cienfuegos Núñez. 4. Carmen Margarita Villanueva Mattos.

ACTÚA (PACT) 1. Laura Márquez Requejo. 2. Rubén Arcas Olivera. 3. María Isabel Martín Solomando. 4. José Manuel González Vázquez. 5. Sara Morales Belgrous. 6. Esteban García Cerrillo.
Suplentes: 1. Juana Hidalgo Romero. 2. Francisco Zahino Rafael.


SENADO
1.    PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL (PSOE) 1. María Teresa Macías Mateos. Suplente 1: María Carmen Trejo Mostazo. Suplente 2: José Ángel Rodríguez Dávila. 2. Baldomero Espinosa Moreno. Suplente 1: José Manuel Moreno Garrido. Suplente 2: Ana Torres Márquez. 3. María Ascensión Godoy Tena. Suplente 1: Manuela Caballero Zapata. Suplente 2: Vicente Romualdo Murillo Gómez.

2.    EXTREMEÑOS PREX CREX (CEx-CREx-PREx) 1. José María Beltrán de Heredia Alonso. Suplente 1: María Almudena Romero Domínguez. Suplente 2: Juan José Sierra Rom 3. Antonia Fernández Blanco. Suplente 1: Andrés Alberto Humánez Rodríguez. Suplente 2: María Luisa Cifo Capilla.

3.    DEFENSA DE LO PÚBLICO (DP) 1. Carmen Pedrero Ruiz. Suplente 1: Juan Luis Sauceda Martínez (DP). 2. Pedro Morales Fernández (DP). 3. María Carmen González Almuiña (DP).

4.    PARTIDO ANIMALISTA CONTRA EL MALTRATO ANIMAL (PACMA) 1. Rocío Carrasco Carrasco. Suplente 1: Luis Luna Seoane. Suplente 2: María Clemente Picón. 2. Antonio Cortés Benítez. Suplente 1: Laura Ayuso Manzanedo. Suplente 2: Enrique Falagán Rodríguez. 3. Ana Belén Souto Doval. Suplente 1: José Manuel Alabarce Páez. Suplente 2: Nuria Gómez Monasterio.

5.    PARTIDO POPULAR (PP) 1. Pedro Acedo Penco. Suplente 1: Francisco Javier Fragoso Martínez. Suplente 2: Juana Margarita Fernández Muñoz. 2. María Teresa Tortonda Gordillo. Suplente 1: Jesús Amador Albandor. Suplente 2: Eva María Franco Simal. 3. María Auxiliadora Correa Zamora. Suplente 1: Antonio Miguel Sánchez. Suplente 2: Obdulia Lozano Bejarano.

6.    POR UN MUNDO MÁS JUSTO (PUM+J) 1. Mario Cano Paredes.

7.    VOX (VOX) 1. Pablo Manuel Tena Guerra. Suplente 1: Juan Manuel Santos Naharro. 2. Alicia Plaza Velasco. Suplente 1: Susana Gutiérrez Saucedo. 3. Antonio Pozo Pitel. Suplente 1: José Antonio Mathamel López.

8.    UNIDAS PODEMOS (PODEMOS-IU-EQUO) 1. Salud Ángel Ramos Vergeles. Suplente 1: Montserrat Ventura Pírez. Suplente 2: Juan Carlos Santana Fernández. 2. Juan Valor Murillo. Suplente 1: José Luis Benítez García. Suplente 2: Juana Algaba Merino. 3. José María Morales González. Suplente 1: María Arenas Lopera. Suplente 2: Eugenio Rodríguez López.

9.    RECORTES CERO-GRUPO VERDE (RECORTES CERO-GV) 1. Ángel Álvarez Rodríguez. Suplente 1: María Antonia Moya Funes. Suplente 2: Miguel Montes Campos.

domingo, 10 de marzo de 2019

Marcha andando a Madrid, para pedir la Universidad de Extremadura, en septiembre de 1972.


El Periódico Extremadura, Marchan andando a Madrid, 1972, Universidad
El Periódico Extremadura, (10/03/1972).
Marchan andando a Madrid, septiembre de 1972
Los ‘chavales’ que agitaron el desembarco de la UEx
En 1972, una marcha entre Guadalupe y Madrid (abortada por la Guardia Civil) pretendía reivindicar que se implantara la universidad en la región. Los protagonistas están reconstruyendo ese episodio y la revuelta social que acompañó a la instalación de la enseñanza superior.


«No sé si nuestra protesta fue decisiva. Pero creo que al menos fue un granito más que contribuyó a que se creara la universidad, aunque fuera con la división ilógica que situó en Badajoz las carreras ‘de ciencias’ y en Cáceres las ‘de letras’». Lo dice Lorenzo Blanco, catedrático de Didáctica de las Matemáticas de la UEx (ya jubilado) y uno de los 17 jóvenes que en 1972 promovieron una marcha entre Guadalupe y Madrid para reivindicar que se desatascara el proyecto para crear la Universidad de Extremadura, que era la única contemplada en el III Plan de Desarrollo de Franco que no se había puesto en marcha. Fue un 8 de septiembre, Día de Extremadura, y la marcha apenas duró unas horas en las que cubrieron poco más de 15 kilómetros, antes de que la Guardia Civil abortara la protesta y se los llevara a todos detenidos. «La verdad es que no tuvimos tiempo de cansarnos», bromean ahora los protagonistas, que se han vuelto a reunir casi medio siglo después con la intención de reconstruir una anécdota ubicada en el núcleo de la movilización estudiantil y social que precedió a la creación de la UEx, principalmente entre noviembre de 1971 y marzo de 1973. La Universidad de Extremadura nació oficialmente el 18 de mayo de 1973, cuando se publicó en el BOE el decreto de su constitución.
«No recuerdo muy bien cómo surgió la idea de la movilización, pero sí que siempre nuestro espíritu fue pacifista», dice Blanco, que está recopilando toda la información sobre esa protesta, aunque el paso del tiempo ha abierto lagunas que tratan de cerrar con el relato de todos los protagonistas, entonces un grupo de jóvenes de entre 17 y 19 años que apenas tuvieron de nuevo contacto tras aquella aventura. No eran amigos, pero compartían la inquietud por acabar con «la injusticia» de que no hubiera universidad en la región.
Con ese objetivo comenzaron a reunirse en La Económica y en la Asociación de Amigos de la Universidad de Extremadura, y cierto es que en el ánimo de la mayoría estaba la reivindicación de la universidad para Badajoz, de ahí que la idea inicial fuera marchar de Badajoz a la capital. Sin embargo, desde la Asociación de Amigos de la Universidad (fundada en 1967 y dirigida entonces por Juan Salinero y José María Montes), les plantearon que fijaran la salida de la marcha en Guadalupe, haciéndola coincidir con el Día de Extremadura.
«Nos decían que íbamos a tener más repercusión así, pero siempre he pensado que, en el fondo, se intentó que no fuera una movilización masiva, porque aunque apoyaran la creación de la universidad, ahí había personas vinculadas al régimen de Franco», recuerda el periodista Roque Alonso Lozano, que también participó en la marcha. El cambio generó debate inicialmente y a finales de agosto aún se barajaba la opción de salir desde Badajoz. De hecho repartieron por toda la ciudad pasquines llamando a sumarse a la movilización, aunque al final los estudiantes aceptaron la propuesta y fijaron en Guadalupe el inicio de la marcha a pie hasta Madrid.
Guadalupe, Marchan andando a Madrid, septiembre de 1972
En las escaleras del Monasterio de Guadalupe.
8 de septiembre de 1972

15 de 252 kilómetros
Pertrechados de mochilas, algunas tiendas de campaña, bocadillos y poco más llegaron a Guadalupe en autobús el día 8 de septiembre. «No llevábamos más que algo de dinero en los bolsillos y entusiasmo», recuerdan. También algunas pancartas con la reivindicación «Universidad para Extremadura», y otras que improvisaron después en Guadalupe. Allí, al grupo que se había desplazado desde Badajoz (Antonio Cosme Covarsí, Guillermo Alonso Torres, Manolo Soriano Navarro, Rafa Rubio Gómez-Caminero, Roque Alonso Lozano, Lorenzo J. Blanco Nieto, Jesús Sánchez Mera, Alberto González Mateo, Carlos Becerro Garito, Cecilio Calle Cabrera, Jesús de Llera Grajera y José Joaquín de Llera Grajera) se sumaron otras cinco personas, tres de ellas de Acedera (Pedro Escobar, el que fuera dirigente de IU en Extremadura, y sus hermanos Francisco Escobar y Esteban Escobar), otra de Helechal (Justo Vila Izquierdo) y otra más de Mérida, que tratan de localizar para poder completar el relato de su intento de marchar hasta Madrid.
Al final no fue una marcha masiva («si hubiéramos salido de Badajoz, seguro que se hubiera sumado mucha más gente», insisten), aunque sí se hicieron notar desplegando las pancartas cuando las autoridades abandonaban el monasterio de Guadalupe tras la misa por el Día de Extremadura («la gente se apartó de nuestro lado, se hizo un cordón. En el año 1972 no muchos se atrevían aún a sacar el pie del tiesto», rememoran de la jornada). Hubo incluso una conversación con el gobernador Civil de Cáceres, Valentín Gutiérrez Durán, y pasaron el resto de la jornada en Guadalupe, para iniciar la marcha por la tarde.
La idea era cubrir en nueve días los 252 kilómetros entre Guadalupe y Madrid, en etapas de entre 9 y 33 kilómetros, pasando por Navalvillar de Ibor, Bohonal, Navalmoral de la Mata, Oropesa, Talavera de la Reina, Santa Olalla, Santa Cruz de Retamar, Navalcarnero y Madrid, donde llegarían hasta la sede del Ministerio de Educación, con la idea de llevar la protesta hasta el mismo ministro, José Luis Villar Palasí. Salieron de Guadalupe a media tarde y pasaron la primera noche en tiendas de campaña en las inmediaciones del pueblo, a unos cuatro kilómetros. Desde allí reanudaron la marcha por la mañana. Pero no recorrieron más de 10 kilómetros y antes de llegar a Navalvillar de Ibor ya les había detenido la Guardia Civil.
«Íbamos por la carretera, pero vimos que podíamos atajar si atravesábamos una zona de monte», recuerda Blanco. Y mientras caminaban por esa trocha, campo a través, vieron pasar varios coches de la Guardia Civil («sabíamos que venían a por nosotros, porque incluso días antes de la marcha ya habían ido a preguntarnos en nuestras casas por lo que íbamos a hacer y algunos también estábamos fichados por pertenecer a movimientos cristianos que se consideraban de izquierdas. En la puerta de mi casa un policía me dijo que como siguiéramos con la marcha, al final se iba a enfadar Franco», evoca Cecilio Calle). Así que al ver pasar los coches, pensaron que atajando habían burlado a la Guardia Civil. Pero al no encontrarles, los agentes dieron media vuelta y acabaron interceptándoles cuando salían de nuevo a la carretera. Al mediodía del 9 de septiembre ya estaban detenidos.
«Uno de los guardias civiles nos dijo que entendía lo que estábamos haciendo, porque él mismo tenía un hijo en edad universitaria y no podría ir porque no podía pagarle los estudios fuera», dice Blanco. Pero a renglón seguido les soltó una frase que tienen grabada: «el que manda, manda, y cartuchos al cañón». Y así se los llevaron a todos detenidos, primero a una nave en Navalvillar de Ibor, donde estuvieron unas horas; y después al cuartel de Miajadas, donde tampoco permanecieron mucho tiempo porque dos curas del pueblo («Agustín Gómez y Enrique Cornejo, dos curas obreros», matizan), se comprometieron a hacerse cargo de ellos y los llevaron a la casa de la iglesia para que pasaran la noche.
La reivindicación tuvo después sus ecos en la prensa nacional (se publicaron artículos en los diarios Informaciones, Las Provincias, y ABC incluso les dedicó un editorial) y fue seguida de otras manifestaciones tanto en Cáceres como en Badajoz. Meses después, cuando algunos iniciaron sus estudios fuera de la región, mantuvieron igualmente la protesta en foros universitarios. «Recuerdo una asamblea de estudiantes en Madrid en la que levanté la mano para intervenir y reivindiqué la universidad en Extremadura. Al principio me miraron extrañados, pero después recibí un aplauso de los 200 universitarios que estaban allí reunidos», cuenta Roque Alonso.
Pero el atrevimiento también tuvo consecuencias; por ejemplo, en el certificado de buena conducta que necesitaban para que se les autorizara una prórroga del servicio militar obligatorio mientras estudiaban. «Cuando fui a pedirlo, me lo negaron, y de forma poco sutil me recomendaron que mejor me fuera de allí», revive Alonso.

Protestas de 1971 a 1973
«Supongo que nuestra marcha fue al menos un granito más dentro de ese sentir generalizado de reivindicación, incluso por parte del régimen en Cáceres y Badajoz», añade Alonso sobre las movilizaciones que se llevaron a cabo desde finales de 1971 y principios de 1973 en toda la región, por la universidad.
«Cierto es que aún no había una conciencia regional clara y eso fue un problema», recuerdan los entonces estudiantes. De hecho, los periódicos de la época recogen que, al menos una parte de los problemas para crear la universidad radicaron en dónde se ubicarían los distintos centros y el rectorado ante la disputa que mantenían las dos provincias y sus capitales por atraer la enseñanza superior a su territorio. El punto de encuentro solo llegó después de que el ministro de Educación, José Luis Villar Palasí «encomendara» a las autoridades de las dos provincias formular una propuesta de consenso que se tradujo en dos campus, uno en Cáceres y otro en Badajoz.



El Periodico Extremadura Manifestación estudiantes 1973
El Periodico Extremadura Manifestación estudiantes 1973

...Y EN CÁCERES

«Se protestaba por la universidad y también contra el régimen» 

Rocío Cantero. 10/03/1972, p. 55


La universidad se reivindicó en toda la región, aunque no de forma conjunta sino más bien con las dos grandes ciudades, Badajoz y Cáceres (y junto a ellas sus provincias) de espaldas, en un contexto aún preautonómico. Para entonces, eso sí, ya funcionaba lo que se considera el ‘germen’ de la UEx: la Facultad de Ciencias en Badajoz (dependía de la Universidad de Sevilla), donde se podía cursar el ‘selectivo de ciencias’, primer año de las carreras de matemáticas, física y química; y en Cáceres estaban el Colegio Universitario de Filosofía y Letras y la Escuela Universitaria del Profesorado de EGB, adscrito a la Universidad de Salamanca.
«En esos dos centros y en el instituto El Broncense comenzó a gestarse la movilización en Cáceres», menciona José Andrés Mendo, vicepresidente primero de la Asamblea de Extremadura y entonces un estudiante de COU que participó de forma activa en las movilizaciones por la universidad y principalmente en la de febrero de 1973. «Reivindicábamos la universidad, pero también era una protesta contra el régimen», recuerda de la movilización social de la época.
Eran los últimos coletazos del caciquismo y la burguesía de la época había alimentado tradicionalmente que las dos provincias vivieran de espaldas. «En eso la universidad no fue una excepción. La burguesía provinciana la quería, pero cada una en su territorio para aumentar su poder. Así que al final el mal menor, aunque no lo ideal, fue que se dividiera el campus entre Cáceres y Badajoz», recuerda Mendo. Y los jóvenes compartían con ellos ese interés por la universidad, pero en su caso con un trasfondo más reivindicativo: «queríamos la universidad, pero asociado a la consecución de otros derechos, como la libertad de expresión o el derecho a participar en la vida política del país», apunta Santiago Lindo, que también participó de forma activa en la movilización de estudiantes en Cáceres, desde las primeras protestas en el año 1970, a las que desde 1972 lograron ya forzar a las autoridades a alcanzar un acuerdo.
«Recuerdo que en la primera manifestación, me impresionó ver a los antidisturbios en Cáceres. Aunque no hubo problemas ni en esa manifestación ni en las demás, porque éramos conscientes del momento, y porque había cierta tolerancia de las autoridades locales del régimen con estas protestas», dice Lindo.

Interés común
En dos años se produjeron al menos tres concentraciones en Cáceres para exigir la universidad y de ellas la más multitudinaria fue la del 23 de febrero de 1973 que, según las crónicas de la época, reunió a unos 3.000 jóvenes por el centro de la ciudad y llegó hasta la sede de la diputación, donde un pleno acababa de aprobar elevar a Madrid la petición de crear una universidad en Extremadura.
La protesta, se habían convocado en asambleas en Magisterio, y en El Brocense se difundió la convocatoria entre los alumnos a través de los delegados de los grupos y con el apoyo de algunos profesores, «los más jóvenes, que tenían una actitud más abierta y que incluso en su etapa universitaria ya habían participado en movilizaciones», recuerda Mendo.
Pero tras los jóvenes, estaban también otros dirigentes, incluso del régimen, empresarios y profesores de las escuelas universitarias, «que por distintos motivos reclamaban la universidad», recuerda también Luciano Fernández, exdiputado del PSOE que vivió la agitación social que acompañó al desembarco de la UEx en la región. R. C.



Páginas de El Periódico Extremadura, de 10 de marzo de 2019

lunes, 4 de marzo de 2019

Una política para el diálogo y el consenso.

Una política para el diálogo y el consenso.
Lorenzo J. Blanco Nieto. HOY, 4 de marzo de 2019.

https://www.hoy.es/nacional/politica-dialogo-consenso-20190304232526-nt.html



Una política para el diálogo y el consenso
Lorenzo J. Blanco Nieto

Me resistía a escribir sobre la situación política, pero la manifestación del domingo 10 de febrero, el juicio del procés y la votación sobre los presupuestos, me hanimado.
Asumo una evidencia, la política española está completamente condicionada por el problema catalánInicio esta reflexión señalando que al escuchar a los convocantes e intervinientes en la manifestación del domingo me vino a la memoria el argumentario y la dialéctica de los oradores del independentismo catalánEvidentemente, no son lo mismo, ni tienen iguales objetivos. Los independentistas catalanes se han situado fuera de la legislación actual, pero los convocantes del domingo parece que les cuesta asumirla.
Acepto, sin más, la cifra de 200.000 manifestantes que decían los organizadores, que representan menos del 0,5 % de la población española, pero según los oradores “era un clamor popular de todos los españoles a los que había que hacerles caso”. En Cataluña se han manifestado en algunas ocasiones más de 500.000 personas (6,5 % de los catalanes), según indicaba la Delegación del Gobierno de Cataluña, gobernada en esos momentos por el Partido Popular. Os dejo una simple regla de tres: si al 0,5 % le corresponde un clamor popular y hay que hacerles caso, ¿qué le correspondería al 6,5 %?
Resulta significativo que los organizadores de las manifestaciones coincidan en el fondo y en la forma en sus discursos. Se atribuyen ser los representantes y portavoces de todos los españoles o de todos los catalanes; los insultos y descalificaciones son el argumentario habitual; desconsideran las ideas ajenas y, por supuesto, todas las posibles alternativas, a los problemas de Españadiferentes a las suyas están equivocadas o forman parte de una traición a la patria.
Las declaraciones públicas e intervenciones parlamentarias sobre las directrices que deben marcarse” a los jueces o las actuaciones que estamos conociendo sobre el intento de control de las fuerzas de seguridad, constituyen otro ámbito de coincidencia en ambos grupos. Los recortes sobre educación y sanidad fueron usuales tanto en los gobiernos del PP como en los de Artur Más, y no se han corregido por el actual gobierno independentistaliderado por un partido de derecha. El rechazo a los inmigrantes es otro planteamiento común ambos grupos, y selectivos sobre las personas que pudieran admitirse.
Parecen asumir que el poder les corresponde por derecho, en su ámbito territorial, y no tienen escrúpulos en llamar ocupas o usurpadores a quienes han llegado legítimamente a gobernar. Quiero recordar que Pedro Sánchez fue elegido por mayor número diputados que Rajoy (180 frente a 170), que representan más ciudadanos españoles que los que representan los que votaron al anterior Presidente de Gobierno. Los dos igualmente legítimos.
Los líderes del independentismo radical y los promotores de la concentración en la Plaza de Colón recurren a un ideario que se hunde en un nacionalismo que parece emerger en estos tiempos, y que creíamos superado. Cuando parecía que el apoyo al independentismo catalán estaba bajando y mejorando los niveles de convivencia, se recupera un nacionalismo que parecía olvidado, para dar nuevas alas a los que parece quieren destruir la nación. Quiero pensar que la falta de apoyo a estas ideas sea la causa de la poca asistencia a la manifestación del domingo.
El debate de los presupuestos señala dónde está el interés de las políticas de estos grupos. Así, se olvidan de las propuestas para mejorar las políticas sociales, la educación, la sanidad, las pensiones, el empleo, y todo aquello que puede ayudar al bienestar de los españoles. Una coincidencia más.
No comparto plenamente el camino del actual Gobierno en relación al problema catalán, y no entiendo la política del PSC, pero creo que la única manera de recuperar las relaciones personales y familiares, la convivencia pacífica o la confianza en las instituciones en Cataluña es el diálogo, unido a la aplicación de la ley. Y en esto sería esencial que el bloque constitucionalista hubiera actuado unido y presentado una propuesta sólida y ampliamente apoyada por la mayoría de los españoles, entre los que incluyo a los catalanes. A este respecto, el PSOE siempre apoyó, desde la oposición, al Gobierno del PP en sus conversaciones/actuaciones contra ETA y con los independentistas y en la aplicación reciente del artículo 155. En contraposición, el Partido Popular siempre actuó contra los Gobiernos del PSOE, huyendo de la formación de un bloque constitucionalista que solo reclama cuando está en el gobierno.
Finalmente, quiero indicar dos situaciones que ayudarían a superar la división al 50 % de la Cataluña actual: un acuerdo que pueda ser considerado por amplia mayoría de catalanes y un Gobierno de la Generalitat con una mayoría de no independentistas tras un triunfo en las urnas. Pero entiendo que esto exigiría generosidad, dejar al margen la agresividad en la oratoria y actitudes e intentar buscar los puntos de encuentro entre todos aquellos que queremos construir un país en el que todos “los españoles sean iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, como señala el artículo 14 de la Constitución Española
Y esto, a corto plazo, no lo veo fácil.

miércoles, 20 de febrero de 2019

Marcha andando a Madrid pidiendo la Universidad para Extremadura, en septiembre de 1972



Durante el año 1972 se sucedieron numerosas acciones de protestas de estudiantes, en diferentes lugares de Extremadura. En Badajoz, Cáceres y Mérida hubo manifestaciones numerosas de estudiantes de bachillerato que llenaron calles y plazas.


El 8 de septiembre de 1972 un grupo de 17 jóvenes nos manifestamos en Guadalupe para pedir la Universidad. Ese día iniciamos una marcha andando a Madrid, que previamente habíamos publicitado en todos los medios. Evidentemente, duramos sólo un día porque la Guardia Civil nos detuvo el 9 de septiembre. Y ahí terminó la marcha.

Entre los 17 jóvenes había uno que participó desde Mérida, pero del que no recordamos el nombre. Hay que señalar que de esto hace más de 46 años. Pido por favor, que me ayudéis a encontrar a este emeritense.



Podéis tener más información oyendo la entrevista que Juan Carlos Acosta me hizo en Canal Extremadura radio.